El riesgo de las nuevas tecnologías.

0
672

Es verdad que estamos en un mundo lleno de nueva tecnología. Las redes sociales son, en su buen uso, utilizadas para obtener información y conocer más a fondo el mundo. Pero también conllevan un riesgo; y el riesgo es perdernos en los laberintos de nuestra mente.

El ego es experto en mantenernos distraídos de nuestra mente; y las redes sociales nos dan ese impulso, esa motivación para seguir investigando, seguir indagando, tener el deseo de conocer a más personas o situaciones… Podemos encontrar también información sobre la conciencia, pero que nunca acaba y genera la necesidad de conocer más y más. Entonces cada vez nos metemos más en nuestra mente.

Sólo podemos estar en dos lugares: O en nuestra mente, o en el Ser. Cada vez que tenemos pensamientos, estamos en la mente. Cada vez que estamos en el aquí y el ahora, disfrutando sensaciones, escuchando verdaderamente cada sonido, sintiendo el aire, sintiendo nuestro cuerpo, estamos en el Ser; es decir, cuando no hay pensamiento, estamos en el Ser. Cuando hay pensamiento, estamos en la mente.

Entonces las redes sociales –y las tecnologías en general– hacen que, si no somos cuidadosos en su uso, caigamos en un círculo infinito de información, de conceptos, de querer saber más acerca de todos y, por lo tanto, “estar en nuestra mente”. Es una nueva estrategia utilizada por el ego, por la ilusión, por la matrix, para tenernos –voy a decirlo así– como esclavos de nuestra mente.

No te costará mucho saber esto, pero si vemos en cualquier lugar, en restaurantes, centros comerciales, gente parada, caminando, todos están en su mente; es decir, no están en el aquí y el ahora, sino en lo que están leyendo, proyectando en el futuro, están dispersos pensando cómo tener más seguidores, más fans, cuántas personas le dieron clic a la foto que subieron, a su publicación, cuántas la han compartido…

Es importante ser muy cuidadosos, ponernos horarios y darnos cuenta si ya nos metimos demasiado en este juego de la mente a través de las redes sociales o si la estamos utilizando para nuestro favor, para nuestra expansión, para enriquecernos y fluir.

El uso excesivo de las redes es otra forma en que la matrix, la ilusión, nos mantiene esclavizados, muy metidos en nuestra mente. Simplemente seamos conscientes. Si al hacerlo, lo disfrutamos, sigamos adelante, disfrutémoslo celebrando la vida. Pero si ya nos dimos cuenta que es un juego infinito de donde no podemos salir o es tan adictivo que ya no queremos salir, cuestionémonos si es verdaderamente necesario todo lo que nos enteramos de los demás, saber todo lo que gente publica.

Simplemente pongámonos alertas. Preguntémonos si no estamos dejando a un lado nuestra vida real, nuestro presente, lo más importante para cada uno de nosotros. Seamos observadores, cuidadosos y tomemos decisiones que generen armonía en nuestra vida.

Te mando un gran abrazo y mucha luz. Gracias por leerme.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here