Sencillo y poderoso ejercicio para recibir el 2022 con energía nueva y positiva.

0
642

Hola, chicas, chicos, es un gran placer saludarlos. Y les voy a compartir un poco acerca de la importancia de cerrar ciclos.

Tenemos cierta energía que se va acumulando a lo largo del espacio-tiempo que nosotros conocemos como un año. Y a través de todas esas experiencias vamos teniendo energía polarizada, lo que conocemos como experiencias positivas o experiencias negativas.

Las positivas están muy bien porque simplemente se integran a nosotros, nos generan mucha felicidad, mucho bienestar, mucho amor, mucha celebración; es algo que nuestro Ser digiere de manera normal, habitual.

Pero existen también esas experiencias que no las entendimos, que nos dolieron… Éstas las podemos llamar experiencias negativas, experiencias dolorosas. Y es importante reflexionar acerca de ellas, porque si no se vuelven algo pendiente por resolver. Es como si una situación que no te gustó, la resistes o la sufres y sólo dejas que el tiempo pase; lo único que vas a hacer es como «deber esa materia», como cuando en la universidad no pasabas algunas materias y las debías, decías «me falta mate 5», por ejemplo.

A nivel energético vamos dejando una huella de nuestros aprendizajes pendientes, por lo cual es importante cerrar ciclos. Y te voy a compartir una manera muy fácil de hacer esto.

¿Cómo cerrar ciclos?

1. Haz una lista de las cosas que no te gustaron este año.

Tú escríbelas, tú fluye, es para ti, no se la tienes que mostrar a alguien más.

2. Cuando tengas tu lista, escribe «¿QUÉ APRENDÍ de esas cosas que no me gustaron, que me causaron dolor?»

De cada una de las cosas que no te gustaron, escribe qué aprendiste de ellas. Por ejemplo, «No me gustó la enfermedad de un familiar», Ok, pero… «Aprendí a valorar a esa persona, a valorar la vida, a valorar cada instante». ¡Perfecto! Entonces es una muy buena oportunidad, muy buena enseñanza.

3. Ahora, de cada una de las cosas que no te gustaron, escribe: ¿QUÉ AGRADEZCO?

Por ejemplo, ¿Qué podría llegar a agradecer de la enfermedad? Que ahora estoy más observador de mí mismo, tengo hábitos más saludables después de esa manifestación…

De tal manera que las cosas que parecían dolorosas o distorsionadas o negativas, de hecho nos damos cuenta que podemos sacarle todo el bien y la enseñanza que venía ahí. Es una manera muy positiva de polarizar las experiencias. Y luego hasta las agradecemos y decimos: «Oh, si no hubiera sido por todo eso que viví que no me gustó, mi vida sería diferente o no habría avanzado en este reto de reconocerme a mí mismo».

Eso lo podríamos hacer también con las experiencias que sí nos gustaron. Y con estas experiencias sería más fácil, porque únicamente escribo las experiencias que me gustaron y que agradezco de este año.

Date la oportunidad de hacerlo porque te vas a dar cuenta cuántas cosas formidables pasan en tu vida en un año, cuánta enseñanza, cuánto amor, cuánta reflexión… Y es en estos cierres de ciclo donde nos damos cuenta de lo que dice Lau en sus Diplomados de Aplicación Mental, que «Sólo el bien es real», porque todo te sucede para algo muy bueno.

Y también está bien en estos cierres de ciclo que observes y enfoques tu energía a lo que vas a hacer el año siguiente. Sería muy bueno hacer una lista de máximo cinco cosas que vas a lograr en el 2022, porque luego hacemos 12 deseos, 12 metas y no hacemos ninguna porque nos desenfocamos. Cuando decimos «Me voy a enfocar en sólo cinco cosas y las voy a cumplir», te comparto que te va a funcionar muy bien.

También estaría muy bien un pizarrón de visualización con las cosas que vamos a manifestar este próximo año. Que ya tengamos fotos, recortes o impresiones de cosas ya logrando nuestras metas, nuestros objetivos; así nuestra mente permanecerá enfocada y crearemos, manifestaremos mucho más fácil. ¿Y si en ese pizarrón de visualización también agregamos imágenes de las cosas que agradecimos del año anterior, del este 2021? Así cuando veamos ese pizarrón, diremos «¡Wow, claro que se puede!» Tendremos la energía necesaria, la motivación necesaria para manifestar en el 2022 todos nuestros sueños y deseos.

A mí me encanta hacer los cierres de ciclo en mi cumpleaños, cierre de un ciclo personal. A fin de año también, como un cierre de ciclo masivo, un cierre planetario de ciclo. Recordemos siempre: Nadie puede hacer por mí un cierre de ciclo. Y tenemos que aprovechar esta energía que es más suave, más relajada… Y también aprovechar la energía de enero que hay mucha motivación, que todo el mundo tiene buenas intenciones…

Es importante no dejarlo para después, porque al EGO le encanta postergar. Sí sería muy bonito hacerlo antes de cerrar el año; no precisamente tiene que ser el 31 de diciembre, sino cualquier día… Pero hacerlo: agradeciendo, equilibrando nuestra energía, poniéndola en armonía. Cuando logramos ese equilibrio, las cosas van a salir mejor y mejor… Siempre.

Chicas, chicos, tengan un feliz y sonriente cierre de ciclo, un sonriente inicio de 2022. Que este año elevemos la frecuencia planetaria de una manera muy fácil. Tengan excelentes fiestas. Gracias por leerme. Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here